Este artículo es una traducción de Your Brain on Yoga. Part I: Control Motor escrito por Garrett Neill.

En estos tiempos, no es mentira decir que hay una miríada de maneras para mover tu cuerpo. Hay también muchos estilos distintos de cómo enseñar estos movimientos. ¡Sólo en el yoga existen por lo menos 8 formas mayores y cientos de variedades de cada una de estas formas! En medio de esta plétora de opciones que tenemos para movernos y aprender cómo movernos, ¿en algún momento te has preguntado qué funciona mejor o más eficientemente?

Es fácil perderse en el debate acerca de cómo guiar las posturas, cuáles son las técnicas de demostración correctas, ¡y luego está el tema muy controversial de los ajustes físicos! La gran mayoría de todo esto se enseña en pocas charlas durante tu formación de maestro, ¡y ya! Es confuso y abrumador.

Afortunadamente existe algo que te puede ayudar a mejorar tu entendimiento:

¡Bienvenido a la neurociencia!

¿Qué es la neurociencia?, preguntarás.

Es la mente en “mindfulness”

Es el conductor de nuestro movimiento

Es cómo percibimos, procesamos e interactuamos con nuestro medio ambiente

¡Es probablemente algo que estás practicando en cada momento sin anteriormente saberlo!

En este artículo vamos a mirar más en profundidad específicamente el Control y Aprendizaje Motor. Estos términos se refieren a cómo tu cerebro recibe información y la traduce en una postura o un ejercicio. Más específicamente, ¡es cómo nuestras instrucciones, demostraciones y asistencias se interpretan y traducen en posturas, ejercicios y movimiento!

⇒Control Motor: El proceso de iniciar, dirigir y evaluar movimiento voluntario e intencional

⇒Aprendizaje Motor: El proceso de adquirir una capacidad que le permite a la persona refinar y automatizar el movimiento deseado a través de práctica y asimilación

Los dos términos son muy parecidos y muchas veces se usan de manera intercambiable, para simplificarlo aún más:

Control Motor es cómo practicamos movimiento,

Aprendizaje Motor es cómo este movimiento se hace un hábito.

Moverse no parece necesitar mucha actividad mental, ¿no es cierto?  Probablemente puedes levantarte, moverte de punto A al punto B, levantar algo sin gran esfuerzo y cargarlo, todo sin tener que pensarlo mucho, y probablemente tendrás una buena idea de cómo escuchar u observar a alguien que hace algo e imitarlo. Sin embargo, cómo comunicas con tu cuerpo tiene un gran impacto en cómo se moverá.

El Impacto de la Neurociencia en Yoga Asana en pocas palabras:

Estimulación de una densidad más alta de nervios en un área = Más activación en nuestro sistema nervioso

Un sistema nervioso activado lleva a más atención consciente e inconsciente, lo que se traduce en movimiento más seguro y eficiente.  

¿Por qué entonces tienes que saber (algo) de neurociencia si eres maestro de movimiento?

¡Para hacer tus instrucciones intrínsecamente más seguras y sustentables para tus alumnxs!

Retroalimentación y estimulación desde el cuerpo son percibidos por los sentidos, interpretados por el cerebro y dentro de milisegundos procesados en movimiento. Un ejemplo clásico: tocas algo caliente y tu mano se retira rápidamente sin que tengas que pensarlo.

Lo que describí arriba es un resultado sensorio-motor.

⇒Sensorio: Retroalimentación de la vista, del sonido, del tacto etc. Esta retroalimentación viene de células nerviosas especializadas como propioceptores, mecanoreceptores, nervios ópticos, etc.

⇒Motor: Posición del cuerpo, postura o movimiento hacia una posición. Ejercicios, posturas de yoga, movimiento, etc. serían ejemplos.

⇒Circuito Sentido-Motor: La retroalimentación del cuerpo se recibe, interpreta y procesa en movimiento dentro de milisegundos.

De hecho, el concepto del Control Motor es un ramo a parte de la psicología y neurología basado en la manera cómo comunicamos y cómo eso resulta en movimiento. Pero por supuesto, eso ya te lo sabías porque te lo enseñaron en tu formación de maestro de yoga, ¿verdad?

Bueno, probablemente no escuchaste nada de todo eso en tu formación, ¿o sí? ¡Es una locura porque definitivamente lo has practicado! ¡Es cómo nosotrxs, maestrxs de yoga, enseñamos posturas, y también es cómo aprendemos posturas siendo alumnxs!

¡Así es, has sido unx neurocientíficx suplente todo este tiempo!

Permíteme llenar esta laguna en tu formación porque este conocimiento es esencial para hacerte unx maestrx de yoga o de movimiento eficaz y proficiente. Y no estoy hablando de un curso “esencial” de tres horas por USD300; no, esto debería de haber sido parte de tu formación y no algo que tienes que pagar extra para entenderlo. Pero bueno, no estoy demonizando tu formación. Muchas formaciones de maestrx de yoga y de educación de movimiento no han actualizado su currículum para incluirlo, y muchxs no entienden el potencial de usarlo. Mi intención como siempre es hacer que estés mejor informadx que todxs lxs demás allá afuera. ¡Probablemente te sorprenderá el hecho que también has estado practicando neurociencia y control motor de alguna manera!

¿No has hecho una formación de maestrx de yoga? ¡No pares de leer! Mientras que este artículo se dirige principalmente a ellxs y otrxs educadorxs de movimiento (instructorxs, entrenadorxs etc.), aún te puede servir. Para aquellxs lectorxs que no son maestrxs, ¡pueden usar lo que aprenden aquí para evaluar sus instructorxs y ver qué tan eficazmente comunican!

Aquí está la agenda para el tren de conocimiento de hoy:

  • Información: Control Motor – ¿Qué es? y la fantástica ciencia cerebral detrás de él
  • Práctico: Instruir y la Implementación del Control Motor en un ambiente de enseñanza

¿Sólo dos secciones? ¡Esto ha de ser mi artículo más corto hasta ahora! 😉 ¡JA! Agárrate; esto va a ser una montaña rusa de conocimiento y diversión.

Control Motor: ¿Qué es?

Ya hemos hablado de la definición del control motor: es cómo usamos e interpretamos información sensorial entrante durante ejercicio o movimiento. Ahora es el momento de entrar a los detalles esenciales.

Advertencia: Es aquí que la información se puede poner un poco densa. Puedes saltarte esta sección, pero es la base de todo lo que muestro en la sección práctica.

Hay tres tipos principales de Control Motor:

1. Espinal & tronco encefálico 

2. Subcortical

3. Cortical

Control Motor espinal y del tronco encefálico: 

Bastante sencillamente, estos son tus reflejos espinales. Están arraigados profundamente en tu sistema nervioso, y aparte de variaciones y patologías cada persona los tiene.

Ejemplos:

  • Reflejos tendinosos profundos: Piensa en cuando tu médico te pega en la rodilla con un martillo y tu rodilla se extiende de manera espontánea.
  • Reflejos primitivos: Conforme al desarrollo de nuestro sistema nervioso, estos reflejos nos ayudan a comer y movernos. Normalmente desaparecen después de ciertos hitos del desarrollo. (Ejemplos de estos reflejos: reflejo de Galant, prueba de tracción, o reflejo de Landau.)
  • Reflejos vestibulares: Estos tienen que ver con nuestros ojos y oídos y nuestro sistema de equilibrio, tal como el reflejo de enderezamiento para mantener la cabeza levantada y a nivel con el horizonte. ¡Una de las probables razones porque es tan difícil mirar hacia arriba en Ardha Chandrasana es porque nuestra vista no está alineada con la línea del horizonte!
  • Reflejos patológicos: Estos son como nosotros, médicos, podemos asesorar el estado del sistema nervioso y sus potenciales patologías o deterioraciones. Estos reflejos surgen cuando el sistema nervioso de una persona ha sido afectado (ejemplos: Rossolimos, Mendel-Bechterew, etc.)

Definitivamente hay más pero no es necesario profundizar mucho más, a menos que durante tus clases des la vuelta con un martillo de reflejos para pegar los tendones de la gente (por favor, no lo hagas).

Nota: Si quieres saber más acerca de algunos de los reflejos que mencioné arriba te propongo que los busques en Google o Wikipedia, la información se encuentra fácilmente y ya está disponible. ¡También es bastante fascinante verlos en Youtube!

Control Motor Subcortical:

Este tipo de control motor tiene que ver con la posición de tu cuerpo en el espacio, o lo que los ñoños llamamos movimiento automático intrínseco. Normalmente no lo tienes que pensar mucho. Usando tu control motor subcortical recibes e integras la gran parte de la información sensorial de tus nervios a través de así llamados circuitos recurrentes de retroalimentación.

La salida de estos circuitos contribuye a qué tan grande es la respuesta de tu cuerpo y también a cuándo y en qué orden sucede el movimiento.

***Voy a elaborar más sobre estos circuitos de retroalimentación en Parte III de esta serie. (Parte III gira en torno a cómo ocurre el cambio en nuestro cuerpo ya sea a corto o a largo plazo. Estos circuitos de retroalimentación son como podemos adaptarnos rápidamente a una tarea/demanda)

Para aquellxs fascinadxs por la belleza del Cerebro he aquí un breve resumen de las componentes de tu región Subcortical:

Sistema Límbico: procesos emocionales y de comportamiento, motivación, memoria a largo plazo, y olfacción (es decir, oler – nuestra nariz está directamente conectada al cerebro porque es nuestra retroalimentación sensorial más primitiva!)

⇒ Diencéfalo:

•Tálamo: transmitir señales sensoriales y motrices hacia la corteza cerebral (movimiento consciente – el siguiente segmento), también regula conciencia, sueño y alerta

• Hipotálamo:equilibrio de fluidos y electrolitos, ingestión de comida, equilibrio energético, reproducción, termorregulación, respuesta inmunológica y emocional

• Epitálamo: conecta el sistema límbico con otras partes del cerebro, secreta melatonina y otras hormonas de la Glándula Pineal (la Glándula Pineal está ubicada exactamente en donde solemos decir “Centro del Tercer Ojo”), ritmo circadiano y contribuye a la regulación de rutas motrices y emociones

• Subtálamo: Control Motor

• Metatálamo: Vista y oído (¡nuestros dos sentidos más primales!)

⇒Ventrículos: Producen líquido cerebroespinal (LCE) que ayuda a bañar y acolchar el cerebro y la médula espinal.

La lección aquí es que hay mucho que pasa por debajo de la superficie de nuestra percepción consciente. ¡El diencéfalo sólo controla TANTO en cuanto a cómo movemos y regulamos nuestro cuerpo!

La mejor manera para resumir el control motor subcortical: 

Es automático y ocurre todo el tiempo. Es todas las facetas de movimiento a las que normalmente no necesitas prestar atención; simplemente sucede porque nuestro sistema nervioso es una cosa increíble límite mágica.

Control Motor Cortical: 

Por fin el evento principal: ¡la Corteza del cerebro! Honestamente, hay una tonelada de cosas que entran en esta área del cerebro. Pensar, consciencia, procesamiento de información, entender lenguaje, producir, etc. Si lo puedes pensar (¡jaja! te hice usar tu corteza) probablemente está conectado a esta área. Ésta es la región más altamente desarrollada del cerebro humano; casi podrías argumentar que es lo que nos hace humanxs.

De todos modos, ya basta con mi plática ñoña sobre la corteza. Regresando al tema de nuestro artículo, esta área del cerebro es donde ocurren las funciones motrices aprendidas. La región subcortical recibe información y la transmite hacia la Corteza donde la información sensorial está analizada, procesada e interpretada. Por ejemplo, el lenguaje empieza como una colección de sonido, como gruñidos y quejidos, ¡hasta que llega a tu corteza y está interpretada en palabras que tienen un significado!

¡El Homúnculo! [Desde la izquierda abajo en el orden de las manecillas del reloj: Corteza Somatosensorial – Lengua – Encías – Dientes – Labios – Cara – Nariz – Ojo – Pulgar – Dedos – Mano – Antebrazo – Codo – Brazo – Cabeza – Cuello – Cadera – Rodilla – Genitales || Dedos de los Pies – Rodilla – Torso – Hombro – Brazo – Codo – Muñeca – Dedos – Pulgar – Cuello – Frente – Ojo – Cara – Labios – Mandíbula – Lengua – Faringe – Corteza Motor]

Este es un mapa de la retroalimentación y función sensorial y motriz de tu cerebro. Muestra dónde en la corteza se interpreta la entrada y cuánta prioridad se da a ciertas regiones de tu cuerpo. Toma nota de cuánto están representados las manos, los pies y la cabeza. Hmmm, si ocupan la mayoría del espacio, debe de significar que son importantes, ¿no es cierto?

Eso es genial porque nos da nuestro primer manjar práctico: ¡Instrucciones eficientes deberían de tocar las partes a las que el cerebro está más acostumbrado a prestar atención!

Me gusta formularlo así: ¿Dónde hay la concentración más alta de nervios? ¿Y basado en eso, dónde está el lugar más eficiente al que se puede dirigir la atención?

Si recuerdas una cosa de este artículo, que sea la fórmula del inicio:

Estimulación de una mayor densidad de nervios en el área = Más activación en nuestro sistema nervioso

Un sistema nervioso activado lleva a más atención consciente e inconsciente lo que se traduce en movimiento más seguro y eficiente

 

Práctica

OK Garrett, ¡ya tienes mi atención! Pero ahora, ¿cómo tomo esta gigante bomba jugosa de conocimiento y la uso para empoderar mis clases? Bueno amigx míx, ¡no esperes más!

Toda la información que acabamos de repasar confluye en cómo enseñamos a nuestrxs alumnxs de moverse y hacer posturas de yoga. ¿Y sabes qué? Probablemente ya has estado practicando alguna forma de todo esto sin ni siquiera darte cuenta – ¡estos conceptos se utilizan naturalmente en cómo asistimos a nuestrxs alumnxs en posturas de yoga!

Acuérdate de las formas básicas de asistir:

  1. Instruir
  2. Demostrar
  3. Asistencias físicas

Instruir:

Dar instrucciones para una postura es probablemente la forma más común de enseñar y asistir en una sala de yoga. También es una de las mejores maneras de implementar toda esta nueva neurociencia que hemos estado aprendiendo.

¿Por qué? ¡Porque, de hecho, hay dos formas principales de dar instrucciones que crean REACCIONES COMPLETAMENTE DISTINTAS del sistema nervioso!

¿No estás segurx de qué estoy hablando? Piensa en lo siguiente: si instruyes a tus alumnxs de extender sus brazos hacia adelante y hacia atrás en Guerrero II, simplemente se van a enfocar en las partes de su propio cuerpo y cómo se mueven. Eso se llama una instrucción interna. Si, por el otro lado, les dices de apuntar sus brazos hacia la parte delantera y trasera de la sala, estás usando una instrucción externa.

La diferencia puede parecer trivial, pero según la neurociencia la instrucción externa activa más retroalimentación de los nervios de tus alumnxs. Eso es porque ahora tienen que orientarse en su ambiente, lo que significa que tienen que usar un sistema de retroalimentación adicional, como su vista, para averiguar dónde se encuentran en su espacio.

¿El resultado? Un nivel elevado de activación intrínseca y un aumento de la tasa de retención de la postura. En otras palabras, tus alumnxs tienen más probabilidad de recordar la alineación y activación de Guerrero II la próxima vez que lo hacen si usas una instrucción externa.

Resumen Rápido

Instrucción interna:

El/La yogui enfoca en las partes de su cuerpo y cómo se mueven

Ejemplo: Guerrero II – “Extiende tus brazos hacia adelante y hacia atrás”

Instrucción Externa: 

El/La yogui se enfoca en efectuar algo en su ambiente. Enfoca en el resultado de su movimiento.

Ejemplo: Guerrero II – “Apunta tus brazos hacia la parte delantera y trasera de la sala”

Quiero explicar esto una vez más porque creo que eso es una de las maneras más importantes y más accesibles en la que todxs podemos practicar Control Motor:

Con la instrucción interna el/la alumnx se enfoca solamente en su cuerpo.

Basado en la Neurociencia que aprendimos, unx puede concluir que eso depende primariamente de los nervios especializados que mencioné brevemente en el inicio: nervios propioceptivos e interoceptivos transmitiendo al cerebro donde se encuentra tu cuerpo en el espacio.

Las Instrucciones Internas son muy buenas para ayudarle a alguien a alcanzar un nivel aumentado de profundidad a través de la activación en una postura de Yoga.

*Con “activación” me refiero a activar músculos, mantener tensión o estar consciente de un alineamiento particular

Con una instrucción externa, ahora el/la alumnx se tiene que orientar en su ambiente. 

¡Eso evidentemente activa más retroalimentación desde nuestros nervios porque ahora tenemos que usar otros sistemas de retroalimentación como nuestra vista para averiguar nuestra orientación! El resultado es un nivel elevado de activación intrínseca y aumenta la tasa de retención de la postura, lo que significa que el alumno tiene más probabilidad de acordarse de cómo alinear la postura en general.

Las instrucciones externas permiten a lxs alumnxs de interactuar con su ambiente. Esto involucra más nervios y muchas veces lleva a una activación elevada de los músculos y además les ayuda a encontrar su alineación natural.

ELLXS usan SU cuerpo en SU espacio basado en tu guía de cómo interactuar con él.

Como eso es probablemente algo ajeno para ti, para ayudarte a entender aún mejor: En una instrucción externa damos una dirección para nuestrxs alumnxs de cómo mover su cuerpo.

Aquí hay un par de ejemplos más de instrucciones externas:

  • [Cobra] “Da un cabezazo hacia el frente de la sala” – promueve la extensión axial y una posición más neutral de la cabeza
  • [Perro de Tres Patas] “Levanta tu talón hacia el cielo/techo” – promueve el alineamiento neutral de la pelvis vs. apertura de la cadera hacia afuera.

 

Hablando de mi experiencia personal, yo escucho mucho más instrucciones internas en el yoga que externas. Tenemos tendencia de dar la prioridad a instrucciones del tipo “siente tu cuerpo” porque hacerse consciente de tu cuerpo y mente es una de las intenciones principales del yoga.

En el campo de enseñar eficiente y eficazmente a nuestrxs alumnxs la cuestión mayor es: ¿qué deberíamos de priorizar? ¿Instrucciones externas o internas?

La respuesta en el yoga es siempre: depende.

Unx buenx maestrx utiliza siempre instrucciones internas y externas. Mientras que las instrucciones externas son buenas para aprender y retener una postura al inicio, las instrucciones internas son excelentes para agregar más perspectiva, activación y profundidad a una postura. En mis clases me gusta usar instrucciones externas para principiantes o para hacer que practicantes más avanzados lleguen a una postura inicial. Una vez ahí encuentro que instrucciones internas son lo mejor para hacer que la gente se conecte con una postura a un nivel elevado.

Instrucciones Especializadas – Memoria Motriz:  

Hay otra forma de instrucciones que puedes usar para crear el nivel máximo en las posturas de yoga que son seguras, sustentables y completamente hermosas para tus alumnxs: Memoria Motriz. ¡La puedes pensar casi como una combinación de instrucciones internas y externas!

Dicho simplemente, esta forma de instruir lleva a tus alumnxs de regreso al alineamiento y la activación muscular de otra postura en la que ya han estado antes.

Mis ejemplos favoritos incluyen: “Encuentra Cobra en Guerrero III”, “Encuentra la Posición Cuadrúpeda en la Postura de la Media Pinza” y “Levanta tu talón hacia el cielo como en la Postura del Perro Pájaro, o Standing Split en Guerrero III”.

¿Ves lo que estoy haciendo? Si ya he enseñado Cobra, Cuadrúpedo, Perro Pájaro o Standing Split antes estas instrucciones funcionan de maravilla porque mis alumnxs no sólo tienen que acordarse de su alineamiento anterior pero también tienen que encontrar la manera de aplicarlo a una postura nueva. Eso es especialmente poderoso si se aplica en posturas avanzadas, ¡pero lxs alumnxs pueden beneficiar también en las posturas comunes!

Recordar una postura les da el chance a tus alumnxs de practicar ser seres humanos: ¡usar su capacidad de resolver problemas y encontrar su propio alineamiento en una postura nueva! 

Recuerda: más nervios = movimiento más eficiente y seguro, ¿cierto? Pensar críticamente es el epítome de ser humano y activa áreas del cerebro más conscientes, de orden más elevado. ¡Escuchar, orientarse, pensar, acordarse, recordar y moverse activa más neuronas y regiones del cerebro! Deja a tus alumnxs mostrar eso más que darles miles de instrucciones y mira con asombro que tan perfectamente mueven sus PROPIOS cuerpos. ¡También realmente les ayudará a convertir el movimiento en una costumbre! (Aprendizaje Motor)

Demostración:

Esto es bastante obvio. Demostrar se refiere a mostrar a nuestrxs alumnxs cómo se ve una postura. Porque eso involucra los ojos es un poco más efectivo que instrucciones verbales en cuanto al aprendizaje motor y la retención de una postura. Cuando tus alumnxs ven cómo haces una postura no se enfocan completamente en sí mismxs: ¡su sistema nervioso trabaja para ver e imitar la forma o el movimiento que les has mostrado!

Así una demostración también ofrece otra oportunidad para nuestrxs alumnxs de ser seres humanos y pensar críticamente. A veces es lo mejor mostrar a nuestrxs alumnxs cómo se ve una postura y luego permitirles de practicarla sin darles instrucciones.

Sí, has escuchado bien. Sé que eso probablemente se consideraría blasfemia en tu formación de maestrx de yoga. Pero ten confianza en mí, ¡intenta cerrar tu boca y dejar que ellxs averigüen cómo hacerlo!

Si lxs dejas ser, tus alumnxs tienen que tomar lo que su vista llevó a su memoria de corto plazo, pensarlo y procesarlo como puedan (¡hola Aprendizaje Motor Cortical!). Después de dejar que lo intenten puedes sentarte junto a ellxs y ofrecer retroalimentación grupal y luego dejar que lo intenten de nuevo. Es absolutamente mágico y casi como el voodoo qué tan bien funcionan las demostraciones para llevar a tus alumnxs hacia una postura avanzada y también para hacer que retengan esta información para futuros intentos.

Asistencia Física:

Quiero empezar con revelar que las asistencias físicas son un tema bien controversial en el mundo del yoga hoy en día. Pienses lo que pienses sobre las asistencias físicas, ¡son las más efectivas para comunicar con el sistema nervioso!

Those who know me know I’m a huge advocate of the regulation of physical assists in yoga, and I highly recommend Katy’s article if you wish to delve further into that subject.

Lxs que me conocen saben que estoy absolutamente en favor de regular las asistencias físicas en el yoga y te recomiendo leer el artículo de Katy [en inglés; enlace] si quieres entrar más profundamente en este tema.

Una asistencia física involucra (con)tacto lo que significa que hace entrar otro jugador completamente nuevo al partido que las instrucciones verbales y demonstraciones basadas en la vista no utilizan: mecanorrecepción. Eso es cuando ciertas células nerviosas llamadas células mecanorreceptoras detectan presión u otros movimientos de tu piel y transmiten esta información hacia tu cerebro.

Dato divertido:

Tu piel y tu sistema nervioso provienen del mismo tejido embriológico, ¡del ectodermo! Que comparten el mismo origen embrionario significa que tu piel está profundamente conectada con tu sistema nervioso y transmite TANTA información hacia tu cerebro. Chécate otra vez la imagen del homúnculo: ¡casi todo representado en el lado sensorial está recubierto de células cutáneas!

Así que cuando hablo de los beneficios de las asistencias físicas no hablo de asistencias pasivas horriblemente-profundas-para-tus-articulaciones (normalmente no hay muchos beneficios en hacer algo pasivamente más que potencialmente lastimar a alguien y acumular facturas de fisioterapia. Hablaré más de eso en Parte II: Pasivo es Pasado). Estoy hablando del contacto ligero y puntos de contacto: asistencias basadas en consciencia. ¡Con el permiso de tus alumnxs puedes agregar el contacto ligero a tu repertorio didáctico y ser increíblemente efectivo para hacer participar su sistema nervioso!

Mi manera preferida de usar asistencias físicas en la sala y con mis pacientes es de reiterar instrucciones verbales. Simplemente toca el área que estás verbalmente instruyendo a que actúe.

Toma el clásico “Alarga tu columna [en posturas como Perro Hacia Abajo, Media Pinza o Cuadrúpedo]”. Puedes colocar tu mano o dedos en el sacro de tu alumnx y jalar muy suavemente en la dirección en la que quieres que se alargue.

No hace falta ninguna presión, ¡sólo los quieres guiar en la dirección en la que pretendes que vayan! El contacto físico es lo que nosotrxs, quiroprácticxs y otrxs terapeutas manuales, usamos todo el tiempo para ayudar a nuestrxs pacientes a llegar a una biomecánica adecuada. Estimular nervios en la piel es excelente para comunicar con los niveles subcorticales y corticales del cerebro – ¡es mucho más efectivo que instrucciones verbales y demostraciones!

Experimento de Ciencia Yóguica Loca:

Para mis lectorxs que son maestrxs y no tienen miedo a aplicar un poco de ciencia loca en sus salas de enseñanza, hagan lo siguiente: Asiste físicamente de manera suave en sólo un lado de una postura (entonces, algo que haces en ambos lados, como Guerrero II). Luego haz que tu alumnx practique la postura en el otro lado sin asistencia y observa si retiene tu instrucción física. 😉

Ejemplo: [En Guerrero II] Suavemente guía su rodilla encima de su tobillo, o suavemente empuja su dedo meñique del pie trasero en el primer lado. Cuando cambias de lado observa y ve si automáticamente imita tu instrucción física.

En mi experiencia vas a ver una demostración bastante asombrosa del poder del tacto y aprendizaje motor en tiempo real. Y además destruye todo lo del clásico tropo de asistir “tienes que físicamente ajustar ambos lados”.

Conclusión:

OK, eso fue un montón de información realmente muy útil, si me permites decirlo. Para ayudarte a retener la mayor cantidad  posible de esta información te recomiendo lo siguiente: anota 3 cosas que más llamaron tu atención cuanto antes, y regresa a revisar este artículo en el futuro próximo.

En cuanto a implementar lo que has aprendido estoy seguro que ya sabes cómo demostrar en tus clases y a pesar de ser algo controversial tal vez ya utilices asistencias físicas. Estas vienen relativamente fácil y de costumbre son parte de la formación de maestrxs de yoga y de talleres. Por eso pienso que la parte más importante de este artículo para practicar debería de ser intentar convertir tus instrucciones internas en externas y al revés.

Cuando aprendí sobre el control y aprendizaje motor y su impacto sobre las instrucciones me di cuenta cuánto dependía de instrucciones internas en mi enseñanza. ¡Y luego en las clases de yoga que tomé también escuchaba principalmente instrucciones internas! Adivinaría que tu experiencia ha sido parecida. La cosa más útil que hice para arraigarme esta información fue escribir y verbalizar instrucciones externas.

¡Pero evita exagerar! Acuérdate que una mezcla es lo ideal, así que empieza a convertir e implementar algunas pocas instrucciones y mézclalas con lo que ya estás enseñando.

Importante: ¡Nota cómo eso afecta a tus alumnxs! No temas experimentar y enseñar una clase poniendo el énfasis en instrucciones externas y otra que acentúa instrucciones internas. ¡Compara lo que ves e intégralo en tu enseñanza!

¡Tu experiencia y conocimiento son los mejores guías de qué tan eficazmente enseñas!

Dicho eso: lee eso otra vez y otra vez y otra vez más. Este artículo te ahorrará los USD300 que otros “gurús” te puedan pedir por tomar sus cursos sobre la misma información. Mi esperanza es que veas lo esencial que son estas ideas para enseñar posturas de yoga, ¡y mi esperanza es que algún día sea parte básica de todas las formaciones de maestrxs!

¡Control y Aprendizaje Motor es la base misma de cómo aprendemos a movernos!

Ahora ve y usa esta hermosa corteza prefrontal y averigua cómo mejor llevar todo esto a tu mat, tu práctica de yoga y tu vida. 😊

-Dr. YG

Obras Citadas y Recursos Adicionales (en inglés):

Libros:

  1. Wolf, Adam Real Movement: Perspective on Motion & Motor Control
  2. Hardgrove, Todd Guide to Better Movement

Artículos, Revistas y Sitios Web:

  1. Riemann, Lephart “The Sensorimotor System, Part I: The Physiologic Basis of Functional Joint Stability” J Athl Train. 2002 Jan-Mar; 37(1): 71–79.
  2. Riemann, Lephart “The Sensorimotor System, Part II: The Role of Proprioception in Motor Control and Functional Joint Stability” J Athl Train. 2002 Jan-Mar; 37(1): 80–84.
  3. Physiopedia “Motor Control & Learning
  4. Norman, Kyle “Coaching Movement: Internal vs External Cueing

Traducido por Julia Chiabudini
Julia es viajera, educadora, maestra de yoga; curiosa de culturas, idiomas, ciencia, chamanismo y de las muchas dimensiones que constituyen el ser humano. De origen alemán, Julia pasó varios años viajando por el continente americano y vive ahora en San Cristóbal de las Casas, Chiapas, México, donde co-fundó el centro holístico Abu Simbel. En su práctica y enseñanza de un yoga accesible para todxs, Julia explora la unión de prácticas antiguas y conocimientos contemporáneos. Su más reciente pasión es la respiración y su poder ubicado en la intersección de espiritualidad y nuestro sistema nervioso. 

 

Texto original Your Brain on Yoga. Part I: Control Motor de Garrett Neill

Traducción de Julia Chiabudini

Ilustraciones de Ksenia Sapunkova

Editado por Jaimee Hoefert (inglés) y Ely Bakouche (español)


Sign Up for Our Newsletter

Please wait...

Thank you for sign up! We ❤️ you


Enjoyed reading this article? Consider supporting us on Patreon or making a one-time donation. As little as $2 will allow us to publish many more amazing articles about yoga and mindfulness.

%d bloggers like this: